[Cine] Gone Girl (Perdida)

Crítica de la película Gone Girl de David Fincher y con Ben Affleck

Ficha técnica

Año de estreno: 2014 (10 de octubre 2014 en España)
Duración: 149 minutos
Presupuesto: 61 millones $
Nominaciones: 1 en los Oscars, 4 en los Golden Globes, 2 en los BAFTA
Director: David Fincher
Reparto: Ben Affleck (Nick Dunne), Rosamund Pike (Amy Dunne), Neil Patrick Harris (Desi Collings), Tyler Perry (Tanner Bolt), Carrie Coon (Margo Dunne), Kim Dickens (Det. Rhonda Boney).

Resumen

El día del 5° aniversario de casamiento de Nick y Amy, esa última desaparece ante circunstancias misteriosas. Su marido alerta rápidamente a la policía de su desaparición, colaborando con ellos en su búsqueda. Al ser una escritora conocida, los medios de comunicación se interesan rápidamente por el caso, y a medida que avanza la investigación, todo apunta a que Nick es el culpable. Aunque todo parece demasiado bien orquestado y puede que las apariencias engañan mucho más de lo que aparentan.

Crítica de la película Gone Girl de David Fincher y con Ben Affleck

Un thriller bien rodado

A pesar de no haber leído el libro del que se adapta la película, los trailers que vi y las buenas críticas que recibió la película me motivaron para ir al cine y ver Gone Girl. Eso y la presencia de David Fincher (Fight Club, House of Cards o The Curious Case of Benjamin Button entre otros) detrás de la cámara y Ben Affleck delante de ella. Es cierto que Ben Affleck no es quizás un actor que guste a todo el mundo, ya se pudo ver las reacciones tras su elección como el nuevo Batman, pero no se puede negar que es un buen actor. Como ha sido el caso en Argo (tanto como actor que como director). Por lo tanto, aparte de la trama principal que describí más arriba no sabía en que me había metido. Pero no lamento mi decisión ya que Gone Girl es una película excelente y que nos tiene en aliento durante más de dos horas. Como es el caso con este tipo de películas, siempre nos ponemos en la piel de un Sherlock Holmes e intentamos averiguar el caso antes de que se acabe la película para poder decir “lo sabía”. Y aunque me había echo mi propia idea desde el principio casi, quedé bastante sorprendido por el desenlace final de la película y sobre todo en mi visión tanto de Nick, como de Amy. Porque lo más interesante de la película no es realmente saber si Nick es culpable o no, sino el desenlace de la trama y el cambio de perspectiva que se hace uno de la pareja entre el principio y el final. Todo parecía muy claro, ya que cuando se conocieron parecían la pareja perfecta pero poco a poco esa perfección se ha ido marchitando y se instaló la realidad. Por lo tanto, las apariencias no son siempre lo que son; y eso es algo que David Fincher supo transcribir a la perfección, dejando abierta las dudas que uno se hace sobre los protagonistas y sobre quién puede ser el culpable.

Crítica de la película Gone Girl de David Fincher y con Ben Affleck

La película tiene esa sensación de ser en sí un libro, a través de los relatos del diario de Amy, lógico pensarán al tratarse de una adaptación de un libro. Eso se debe principalmente por su narración cuando se enfoca en los pensamientos de Amy a través de su diario que tiene un rol importante en la película. Por lo tanto, esa búsqueda de Amy (con una gran actuación de Rosamund Pike) se hace más interesante a cada minuto que pasa, y al descubrir nuevas pruebas o indicios. David Fincher es sin duda uno de los mejores directores que hay actualmente, y su dirección es impecable. Tanto en la narración, como en la inmersión de la película o el enfoque puesto en Nick, personaje que no dejará indiferente. Un Nick que sin darse cuenta se delatará ante los medias por no comportarse cómo se debe, aunque en su defensa no es como si había un manual para saber reaccionar ante casos como esos. Ese uno de los aspectos más interesantes de la película, ya que el enfoque mediático que se le pone al marido, es tal que antes de encontrar pruebas reales (un arma del crimen o un cuerpo) ya se le juzga antes de tiempo. Un enfoque sutil que no permite pensar en ningún momento a otro posible culpable, o dejar abierta la posibilidad de que Nick pueda ser inocente, y decir la verdad, en todo eso y que quizás es tan solo una víctima. La inteligencia de la trama y de la película se basa sobre todo en el intelecto de Amy y su “pasión” por los juegos de misterio (o pista), como si teníamos una trama dentro de una trama. Todo está tan bien atado de principio a final que uno no se imaginaría que la película pudiese acabar en un final feliz o un final triste. Aunque no toda la película se basa en la búsqueda de Amy, y descubrir si está muerta o no, el resto del tiempo no pierde interés y resulta casi más interesante. Sobre todo por el deseo de conocer la verdad y saber exactamente cómo acaban las cosas, y si el culpable de la desaparición de Amy logra escapar con las suyas o queda retratado ante los medios de comunicación. Unos medios de comunicación que quedan mal retratados ya que muestran uno de los grandes problemas ante casos como ese, dónde se permiten el lujo de ser los jueces y condenar antes de tiempo a una persona. Siendo el mejor ejemplo el personaje de la presentadora Ellen Abbott.

Conclusión

Tanto Ben Affleck y Rosamund Pike han tenido una prestación fantástica y permite a la película ser mucho más interesante de lo que era, pero sobre todo es un rompecabezas alentador, al igual que los rompecabezas que le hace Amy a su marido a cada aniversario. Nick y Amy parecen estar bien definidos pero mientras vamos avanzado, nos vamos dando cuenta de la realidad, que es mucho más compleja de lo que podía aparentar en los primeros minutos. El final sorprenderá a más de uno, yo incluido, pero sobre todo no decepcionará. Con una trama muy interesante y que no aburre en ningún momento, Gone Girl de David Fincher es una película inteligente, bien hecha e imprescindible de ver.