[Series] The Get Down – Temporada 1, Parte 1 (Netflix)

The Get Down serie de Baz Luhrmann para NetflixSi de todos los estrenos para este año había una serie que estaba esperando con muchas ganas, esa era The Get Down. El hip-hop es uno de los géneros musicales que más me gustan, y el universo (DJ, Graffiti, Breakdance, …) que le rodea también me ha interesado mucho. Poco más necesitaba, por lo tanto, para tener ganas de descubrir esta serie de Netflix, y si a eso le añadimos que el creador de la serie es nada más y nada menos que Baz Luhrmann (Moulin Rouge, Romeo + Juliet, El Gran Gatsby, …) pues mejor aún. La música es una pieza central en las obras del director de cine, y el hecho de que hiciera una serie que se iba a centrar en los inicios del hip-hop, a finales de los años 70, y en pleno Bronx, no se podía pedir más. Si añadimos el hecho de que la serie ha tenido un presupuesto que ronda los 120 millones de $ (o por lo menos se rumorea que costó alrededor de este precio), no puede existir margen de error para Baz Luhrmann y su ficción/documental sobre el nacimiento de un movimiento musical.

The Get Down, serie Netflix sobre los inicios del hip hop

Come set me free

Con eso en mente, no es de extrañar que el propio Luhrmann decidiera realizar el primer capítulo, un poco al mismo estilo que Martin Scorsese con Vinyl, otra serie también enfocada en el universo de la música y que comparten ciertas similitudes a pesar de ser muy diferentes. Ambas tratan de la música aunque con enfoques distintos, y tanto The Get Down como Vinyl tuvieron un primer capítulo que bien podría haber sido una película (1 hora y 30 minutos y 2 horas respectivamente). El problema tanto de Scorsese como de Luhrmann, es pensar que es posible copiar lo que hacen en el cine en la pequeña pantalla, y ese es un gran error que se paga muy caro. La diferencia entre el primer capítulo de The Get Down con el resto de la primera parte, es bastante notable. Sobre todo el toque personal de Luhrmann en la narración y la manera de encadenar las historias entre sí. Si una persona solo tuviera tiempo para juzgar una serie con el primer capítulo, es muy probable que The Get Down no aprobara. A pesar de que la serie es muy interesante, y se mejora bastante en los siguientes capítulos. Quizás Luhrmann se enfocó demasiado en ese primer capítulo y en hacerlo tan perfecto y a su estilo que acabo siendo algo confuso. Había aspectos que no pegaban en absoluto, y que fueron desapareciendo con el cambio de directores. The Get Down está lejos de ser perfecta, y tiene muchos fallos que no la permiten estar al nivel de Stranger Things (otra producción de Netflix), pero esos pequeños errores se van borrando poco a poco si uno se aleja y lo ve con una perspectiva global de la serie, y si no se toma demasiado en serio ese toque de fantasía que es muy visible en el piloto, y algo menos en el resto de la temporada. Claro está que las personas que, como yo, les encanta el mundo del hip hop serán más proclives a perdonar esos fallos y alegrarse de escuchar canciones míticas, no solo de hip hop sino también del disco por ejemplo (al que uno de los protagonistas aspira a ser cantante de disco), o la primera vez que escuchamos a un tal Grandmaster Flash hacer de DJ.

The Get Down, serie Netflix sobre los inicios del hip hop

Un casting prometedor

Música aparte, uno de los mejores aspectos de la serie es quizás su joven reparto. Los protagonistas principales están interpretados a las mil maravillas gracias a Justice Smith (en el papel de Ezekiel Figueroa), Herizen F. Guardiola (Mylene Cruz) y Shameik Moore (Shaolin Fantastic). Ese último era un aliciente más para ver la serie, después de descubrirlo en la excelente película Dope, y que apunta a gran estrella de Hollywood. Quizás tan solo Jaden Smith (Dizzee) parece estar un poco por debajo del resto, aunque no le ayuda el hecho de que su personaje parece estar en otro mundo. Si es cierto que la serie tiene un gran enfoque sobre esos jóvenes críos del Bronx, los adultos no están olvidados y para ello tenemos la presencia de dos grandes actores como lo son Giancarlo Esposito (Breaking Bad) o Jimmy Smits (Sons of Anarchy). Los actores y la música, que está mucho mejor integrada a la serie que Vinyl, permiten tener un buen hilo conductor de la historia que parece a veces algo exagerada, con ese toque muy kung-fu propio al personaje de Shaolin Fantastic por ejemplo. Desconociendo exactamente la situación del Bronx de esa época no sería capaz de juzgar si los hechos están bien descritos o no, pero lo cierto es que lo que sí se puede destacar es que, un poco al igual que la película Straight Outta Compton, a pesar de situarse a finales de los 70, gran parte de lo contado se podría fácilmente asimilar con la situación actual que está viviendo Estados Unidos. Quitando quizás el aspecto de barrio en ruinas y la quema de edificios.

The Get Down, serie Netflix sobre los inicios del hip hop

Porque uno de los temas principales, con el scratching y los inicios del hip hop, es la vida de esos jóvenes en un barrio pobre y marginado que intentan escapar de sus problemas de la única manera que pueden, gracias a la música que es para mi el alma de la serie, y dónde no fallaron, al contrario de Vinyl. En el primer (o segundo) capítulo, se explica qué es un “get down” y la verdad es que el nombre le va como un guante como título para la serie, no solo por la temática pero también por la historia de esos chavales que intentan crearse un futuro mejor.

The Get Down está lejos de ser perfecta, sobre todo para los que no son tan aficionados al hip hop y sus inicios a través del scratching. Pasado el primer capítulo algo confuso y con una realización en la que se nota demasiado la pata artística de Luhrmann, la serie logra rehacerse y narrarnos algo interesante y mostrarnos el día a día de los Fantastic Four +1 y la gente que les rodea. Se nota la voluntad de Luhrmann de crear una serie interesante sobre un género musical que se creó en la calle y no es de extrañar que artistas como Nas o el verdadero Grandmaster Flash sean productores de la serie y hayan aportado su sabiduría. Lástima que hay que esperar hasta 2017 para ver la segunda parte de la primera temporada, y ojalá saquen un disco con las canciones de la serie, para poder escucharlo en bucle.

[Series] Stranger Things – Temporada 1 (Netflix)

Crítica de la serie Stranger Things de Netflix

Os he puesto una pequeña canción (sacada de la serie y que es bastante pegadiza), que os recomiendo escuchar para acompañar la lectura. Es de un “pequeño” grupo llamado The Clash.

Sinopsis

Un joven, Will, desaparece en circunstancias extrañas en la ciudad de Hawkins, dónde nunca pasa nada. Su madre, el sheriff y sus amigos, investigarán su desaparición e intentar encontrarlo. Casi al mismo tiempo, aparece una joven niña, Eleven, que puede estar relacionada con la desaparición, y el laboratorio gubernamental que hay en la ciudad, dónde se están haciendo experimentos sobrenaturales.

Antes era mejor

Si habéis oído un poco de Stranger Things, lo más probable es que la serie haya sido comparada con películas como Goonies, E.T. (y Spielberg en general), ya que está ambientada en la época de los 80, pero también recoge muchos aspectos de lo que hicieron el éxito de esas películas. Las referencias cinematográficas de esa década no se paran ahí, y los más avisados verán muchas más referencias (Stephen King, The Thing, …), aunque sean en pequeños detalles. Cuando vi el trailer por primera vez, también me hizo recordar viejas memorias de películas que me habían gustado mucho y es por eso que estaba ansioso de descubrir la última creación de Netflix. Un signo de calidad en la mayoría de sus series. La verdad es que no decepcionó, en ningún momento. Los creadores, los hermanos Duffer, no solo crearon una simple serie que sirve como homenaje a los 80, sino que partieron de esa base y construyeron una historia interesante de descubrir, a través de un grupo de niños tan valientes como en las anteriores películas mencionadas.

Stranger Things serie Netflix

También hay que darle mucho crédito a los actores de la serie, sobre todo los niños. Nunca es fácil hacer una serie, o una película con niños, ya que no suelen tener la capacidad para actuar bien. Millie Bobby Brown, que interpreta a Eleven o Finn Wolfhard (Mike) demuestran que a pesar de su juventud, tienen bastante talento, y el resto de niños tampoco se queda atrás. Una apuesta arriesgada que apoyarse en jóvenes actores, pero que resultó ser todo un acierto. Aunque para mi, la mejor actuación en la serie es la de Winona Ryder (que interpreta a Joyce, la madre del niño desaparecido), que se merecería alguna que otra nominación en los Emmys (o los Globos de Oro) para el año que viene. Si el ambiente de los 80 era un buen argumento para ver la serie, la actuación del elenco en general, es otro de los puntos fuertes de la serie. Al igual que la música que está a la par con el resto de la serie.

Stranger Things con Winona Ryder

Dungeons & Dragons

Los elementos de la historia hacen pensar a varias de las películas ya mencionadas, con el grupo de niños en busca de su amigo, y del aspecto muy ciencia ficción que tiene, pero aún así logra engancharnos y nos dan ganas de conocer más y saber qué es lo que se trama, de dónde viene Eleven y por qué tiene “superpoderes” como diría Dustin, o qué es lo que esconde el laboratorio de Hawkins. Stranger Things es una mezcla entre Goonies, E.T., IT y unas cuantas películas más de los 80, y unos libros de Stephen King (que recomendó la serie a través de su cuenta Twitter), con el añadido de que en vez de quedarnos enganchado durante una hora y media o dos horas delante de nuestra pantalla, para saber cómo avanza la aventura de nuestros protagonistas, tenemos varias horas de entretenimiento a un gran nivel. Durante 8 capítulos (de unos 45 minutos de media), la trama se mueve a un buen ritmo sin prisas y con cierta tensión, que hacen recordar las películas de medio de la época. Los Duffer Brothers han sido capaces de recoger la esencia de las películas de terror, de ciencia ficción y de “aventura” para hacer una serie que quizás será recordada como los Goonies del siglo XXI. Además, al puro estilo de Netflix, todos los capítulos ya están disponibles, y permite ver la serie de un tirón. De momento es, para mi, la serie del verano, y quizás del año. Aunque aún quedan muchos estrenos interesantes para la segunda mitad del año (The Get Down y Westworld entre otras).

[Cine] X-Men: Apocalipsis

Crítica de la película X-Men: Apocalipsis

Sinopsis de X-Men: Apocalipsis

Apocalipsis es quizás el primer mutante de la historia que haya existido, y a lo largo de su vida ha ido acumulando poderes que le permitieron hacerse pasarse por un Dios en la antigua Egipta, pero su reinado fue neutralizado durante unos milenios hasta los años 1980. Una vez liberado y despertado de su tumba, sale en busca de 4 mutantes poderosos con el fin de aniquilar el planeta y que solo queden en pie los más fuertes. Para ello se hará con la ayuda de Storm, Psylocke, Angel y Magneto. Xavier, Raven y los nuevos mutantes de la escuela (Jean Grey, Ciclope y Rondador Nocturno entre otros) tendrán que frenar la mayor amenaza que hayan conocido hasta ahora.

2016: Año del cómic

2016 será recordado sin duda como el año de las películas de superhéroes. Apenas estamos a mitad de año que ya se han estrenado 4: Deadpool, Batman v Superman: Dawn of Justice, Captain America: Civil War y X-Men: Apocalypse. Y aún nos quedan algunas más, una que es sin duda la película que más espero del año (Suicide Squad o Escuadrón Suicida en español). Por lo tanto, para la gente que como yo es fan de estos universos, es un placer poder ver casi cada 2 meses una nueva entrega de nuestros héroes favoritos. El problema es que a pesar de compartir un mismo género, cada película es diferente al resto. Eso no se debe únicamente por tener directores diferentes, sino también estudios diferentes, con diferentes visiones de abordar su universo cinematográfico personal. Aunque no lo parezca, X-Men: Apocalipsis era el plato fuerte de 20th Century Fox, y no Deadpool, una película con un protagonista no tan conocido y que fue capaz de destrozar las recaudaciones de todas las películas X-Men (incluidas las 2 sobre Wolverine) anteriores. La diferencia de presupuesto y el casting 5 estrellas son un buen indicador. Porque muy pocas películas son capaces de reunir actores del calibre de Jennifer Lawrence, Michael Fassbender, James McAvoy u Oscar Isaac entre otros. Solo con ver todos los nombres presentes en la película, asusta un poco pero no es suficiente para asegurarse un taquillazo y aún menos para hacer una muy buena película.

X-Men Apocalipsis crítica de la película

La tercera entrega siempre es la más mala

Por parafrasear una frase de Jean Grey en la película después de salir del cine, y sin ir con rodeos, esta tercera entrega de la nueva trilogía no es la mejor de todas. Tampoco es que sea una decepción, pero es cierto que le ha faltado una pizca de algo para hacerla mucho más interesante. Sobre todo partiendo de la base que el villano que tenían enfrente era quizás lo más de lo más. El primer mutante de la historia y con una infinidad de poderes que no tiene a priori rival a su altura. Y si la película empieza con una introducción, más que interesante, de quién es Apocalipsis, una vez de vuelta a la época actual (los años 80) todo parece perder ritmo. Es cierto que era necesario introducir los nuevos mutantes, pero parece que esa introducción se alargó más de la cuenta. Además, la película sufre de una lentitud inexplicable y Bryan Singer no supo dosificar suficientemente bien las escenas de acción. Y no es con una multitud de efectos especiales que hace la espera más amena. Tampoco se le puede echar la culpa de haber hecho una película mucho más seria, con algunas pinceladas de humor gracias a Quicksilver y Rondador Nocturno (Nightcrawler), ya que los X-Men no son Deadpool.

X-Men Apocalipsis con Jennifer Lawrence y Evan Peters

Una vez de vuelta a los años 80 vemos por ejemplo la situación de Angel y de Rondador Nocturno, con una pelea más que interesante, sobre todo por el desenlace posterior. Pues bien, la imagen que nos quedamos de Angel no se parece en nada a su papel que tiene más adelante en la película y su participación parece casi anecdótica, al igual que el resto de caballeros del apocalipsis que no se llaman Magneto. Porque al fin y al cabo, parece que la película es la misma historia de siempre, una pelea de ideología entre el profesor Charles Xavier y Magneto. Aún así, es de apreciar la mayor importancia de Mystique en la película, al igual que Quicksilver o los nuevos mutantes. Salvo Jubilee, que si no fuera por los créditos, uno no sabría que estaba presente. Pero quizás lo mejor de la película recae en la introducción y desarrollo de los personajes de Jean Grey y Cíclope. Quicksilver tampoco se queda atrás en cuanto al desarrollo de su personaje, y por fin se hace referencia al hecho de que Magneto es su padre. Para los que les ha encantado su escena a cámara lenta en X-Men: Días del futuro pasado estarán contentos de saber que hay algo similar en X-Men: Apocalipsis. Aunque a mi gusto se pasaron un poco con ello, y el efecto e impacto no es tan bueno que en la anterior entrega. Dos mutantes muy importantes en el universo de los X-Men, y que será muy interesante ver su evolución en las próximas películas, sobre todo el de Jean Grey. Porque lo que hace esta última entrega de la trilogía, es asentar la base de lo que hace a estos mutantes que sean los X-Men. Y será interesante ver cuál será la reacción del planeta después de lo ocurrido de esta película. Por último, me hubiera encantado también ver un poco más sobre Storm y sobre todo Psylocke (Mariposa Mental en España), la primera por la importancia que tiene su personaje en el universo de los X-Men. Y la segunda en parte porqué la interpretaba Olivia Munn, pero también por desconocer todo de ese personaje, aunque dudo que será la última vez que la vemos.

X-Men Apocalipsis con Sophie Turner, Tye Sheridan y Kodi Smit-McPhee

Veredicto final

X-Men: Apocalipsis es una película que se deja ver fácilmente pero que le falta algo para hacerla igual de mítica que First Class, por ejemplo. La introducción de personajes tan importantes como Jean Grey, Cíclope, Storm o Rondador Nocturno nos da indicios de lo que nos espera a continuación, y los nuevos actores que interpretan a estos personajes estarán, muy probablemente, a la altura del reto. Es una lástima que no se haya insistido demasiado sobre lo temible que es Apocalipsis, incluso a pesar de mostrar la destrucción de ciudades enteras con unos efectos especiales impresionantes, pero no es lo mismo ver en acción un mutante contra otro que verlo mover los brazos y de hacer cenizas un edificio. Para los que les gusta los X-Men (como yo), quizás no será una muy buena película pero tampoco es tan mala como pueda parecer. Tiene elementos que la hace interesante, pero su cierta lentitud de narración y un villano que esperaba ser algo más, no le permite estar a la altura de las anteriores. Esperemos que la persona que tome el relevo de Bryan Singer sea capaz de darle un nuevo impulso a los X-Men.

Ficha técnica

Fecha de estreno : 27 de mayo 2016
Duración: 2 horas y 24 minutos
Presupuesto: 234 millones $
Director: Bryan Singer
Reparto: James McAvoy (Professor Charles Xavier), Michael Fassbender (Erik Lehnsherr/Magneto), Jennifer Lawrence (Raven/Mystique), Nicholas Hoult (Hank McCoy/Beast), Oscar Isaac (En Sabah Nur/Apocalypse), Rose Byrne (Moira MacTaggert), Evan Peters (Peter Maximoff/Quicksilver), Sophie Turner (Jean Grey), Tye Sheridan (Scott Summers/Cyclops), Kodi Smit-McPhee (Kurt Wagner/Nightcrawler), Alexandra Shipp (Ororo Munroe/Storm), Olivia Munn (Psylocke)

[Cine] El libro de la selva (The jungle book)

Crítica de cine de El libro de la selva

Sinopsis de El libro de la selva (The jungle book)

A pesar de haber vivido muchos años con la manada de los lobos, el joven humano Mowgli se ve obligado a marcharse hacia otro lugar, ante la amenaza de Shere Khan que quiere verlo muerto. En su aventura hacia un nuevo hogar, se encontrará con Baloo, un oso perezoso que se encariña del niño y lo usa para conseguirle miel ya que el hecho de que sea humano le permite usar herramientas que no pueden usar los animales, cosa que le era prohibido por Bangheera. Esa aventura le permitirá a Mowgli a redescubrirse a si mismo y encontrar cuál es su sitio en la selva, rodeado de tantos animales diferentes.

Ficha técnica

Fecha de estreno : 15 de abril 2016
Duración: 1 hora y 45 minutos
Presupuesto: 175 millones $
Director: Jon Favreau
Reparto: Neel Sethi (Mowgli), Bill Murray (Baloo), Ben Kingsley (Bagheera), Idris Elba (Shere Khan), Lupita Nyong’o (Raksha), Scarlett Johansson (Kaa), Giancarlo Esposito (Akela) y Christopher Walken (King Louie)

Crítica de cine de El libro de la selva

Quiero ser cómo tú

Es muy probable que muchos pensarán que esta nueva versión de El libro de la selva sea muy similar a la película animada de 1967, más aún teniendo a Disney como productora. Pues la verdad es que no es del todo cierto. Claro que Jon Favreau se ha inspirado en la versión de los años 60, pero también integró elementos del libro que no estaban en la versión animada, y por fin se tomó cierta libertad creativa para que sea su versión. Porque por mucho que pueda parecer una película infantil, El libro de la selva es también una película que la pueden ver los adultos que hayan visto (o no) la versión de 1967, y no solo padres que acompañan a sus hijos a ver una nueva película Disney de “carne y hueso”. Porque aparte de Mowgli, todo el resto es cuestión de CGI, aunque los animales parecen verdaderos, pero se nota que se trabajó muy bien el pelaje de todos los animales presentes para hacerlos lo más realistas posible. Y la elección de voces (en la versión original por lo menos) ha sido más que acertada, y menos mal ya que es el aliciente principal de la película. Si los actores que dan su voz a esos animales no fueran convincentes, hubiera sido más complicado creerse por ejemplo que Shere Khan fuese un tigre peligroso, pero Idris Elba (y el resto de actores) lo hace de maravilla (como siempre).

Crítica de cine de El libro de la selva

Una película aparentemente infantil, pero con toques oscuros

La historia en sí es bastante interesante e incluso permite ver varias interpretaciones de lo que se nos narra, según el punto de vista. Dudo mucho que un niño tenga la misma visión que un adulto, y eso es lo que permite a El libro de la selva destacarse ya que es capaz de entretener a varias generaciones. Un claro ejemplo de ello es el aspecto político/social que tiene, por ejemplo cuando Mowgli le menciona el lema de los lobos, y Baloo lo llama propaganda. O todo lo que rodea la Flor Roja (el fuego visto por los animales) y el poder que esconde pero también la destrucción y el miedo. Y no son los únicos aspectos más adultos que se pueden destacar de la película, sino también por ejemplo el viaje que emprende el propio Mowgli en el intento de descubrirse a sí mismo, encontrar su lugar en esa selva. Mientras que para un niño, lo verá más bien como una aventura con diferentes animales, cada uno con rasgos diferentes (Baloo siendo un oso gracioso y perezoso). Por lo tanto, Jon Favreau se permite el lujo de dar una película Disney con doble interpretación, una para los más pequeños que ven una aventura liderada por un niño que está rodeado de animales increíbles que hablan nuestro idioma, y otra más rebuscada, con varios aspectos interesantes (la Flor Roja siendo un eje importante) y del que los más grandes necesitarán usar un poco su cerebro si quieren entender el mensaje (o mensajes) que se nos transmite(n). Una película que por lo tanto no defraudará al público, sea cual sea su edad, aunque puede que la disfruten más los adultos, ya que por momentos tiene algunos tonos muy oscuros, cosa que parece casi increíble tratándose de una película Disney.

Crítica de cine de El libro de la selva

En esta foto se puede apreciar bien el trabajo del pelaje de Raksha en CGI.

Conclusión

Jon Favreau es uno de esos directores que es capaz de hacer películas interesantes y/o espectaculares teniendo un gran presupuesto (Iron Man 1 y 2) o más intimistas como es el caso de Chef (película que os recomiendo si os interesa la temática de la comida/foodtruck). En El libro de la selva parece que ha intentado hacer una mezcla de ambas cosas, con el fin de darnos un producto que pueda ser visto por varias edades y ser apreciada por razones distintas. La apuesta era bastante arriesgada al tener como único protagonista humano a un niño, pero el resultado final demuestra que sí puede funcionar, incluso mucho mejor que Blancanieves y la leyenda del cazador (de Universal) o que el Alicia en el país de las maravillas de Tim Burton (Disney), algunas de las adaptaciones recientes de viejas películas animadas de Disney que pasaron a ser de carne y hueso. Una película muy recomendada para todas las edades, incluso a pesar de que la película puede parecer más oscura por momentos, y quizás para los más nostálgicos que aún guardan buenos recuerdos de la versión de 1967 que sigue siendo una película atemporal y que se puede ver, y apreciar, en cualquier momento. La versión de Jon Favreau es todo un éxito en todos los niveles.

[Cine] La habitación (Room)

Room cabecera

Sinopsis de La habitación (Room)

Jack, es un niño de 5 años que ha vivido toda su vida en la habitación que lo ve como si fuera el mundo entero. Mientras que para su madre, la habitación es el lugar en la que lleva encerada desde hace más de 7 años. Si logró vivir tanto tiempo en ese pequeño espacio es gracias a su hijo al que intentó proteger de la realidad, en el que el propio niño se ha creado su mundo imaginario, influenciado por la televisión, único método de entretenimiento. Poco tiempo después del quinto cumpleaños de Jack, su madre cree que es tiempo de decirle la verdad a su hijo e intentar escapar de esa pequeña habitación que es lo único que conoce Jack del mundo.

Ficha técnica

Fecha de estreno : 26 de febrero 2016
Duración: 1 hora y 58 minutos
Presupuesto: 6 millones $
Premios: Oscar y Globo de Oro a la mejor actriz principal para Brie Larson (y 3 otras nominaciones en los Oscars y 2 en los Globos de Oro)
Director: Lenny Abrahamson
Reparto: Brie Larson (Ma), Jacob Tremblay (Jack), Sean Bridgers (Old Nick), Joan Allen (Nancy), Tom McCamus (Leo)

La habitación

La película está dividida en 2 partes, ambas de casi una hora. La primera, como lo indica el título de la película nos sitúa en esa pequeña habitación en la que viven Ma y Jack. Mientras que la otra parte, es la libertad o el descubrimiento de un mundo nuevo para Jack. Lo curioso de ambas partes es que el espectador y los protagonistas viven sensaciones opuestas. Mientras Jack se conoce de memoria la habitación, nosotros estamos algo perdidos, sin comprender realmente la situación y haciéndonos miles de preguntas. Pero los roles se invierten en la segunda parte, ya que lo que resulta nuevo para Jack, para nosotros es algo tan normal ya que lo vivimos a diario. Ahí es dónde cae la magia de la película, ya que vivimos la historia a través de los ojos de un niño de 5 años que se ha creado un mundo en su cabeza totalmente distinto a lo que está acostumbrado un niño de su edad. Y aunque Brie Larson se haya llevado el Oscar de mejor actriz por su actuación en la película, no se puede minusvalorar la labor del joven actor Jacob Tremblay en la piel de Jack, el verdadero protagonista de la película. Porque la historia que nos cuenta es muy triste, aunque tiene un desenlace feliz, pero aún así, con la inocencia de Jack, la película se nos hace menos pesada y dolorosa. Porque no se puede obviar la realidad, Jack y su madre están presos de un secuestrador. Aún así, la película no se centra en esa temática, está más bien en segundo plano. Lo “interesante” que nos cuenta Abrahamson, es esa relación que hay entre una madre, a la que se le nota todo el dolor del mundo (tanto física como emocionalmente) que está perdida y ya no sabe realmente quién es, y su hijo de 5 años con una imaginación infinita a pesar de haber vivido toda su vida en tan pequeño espacio, sin haber visto nunca un animal de verdad u otras personas.

La habitación - Brie Larson, Jacob Tremblay

El resto del mundo

Los contrastes entre la primera parte y la segunda son muy grandes, y aún más para Jack que descubre un universo casi infinito para sus ojos y su comprensión. Pero quizás lo más impactante de la película, es ver cómo hijo y madre se adaptan de manera diferente ante esa nueva realidad y que no resulta tan fácil empezar de nuevo, incluso al lado de los seres queridos. Por un lado tenemos a un Jack muy asustado de toda esa novedad y que se agarra a lo único que conoce, su madre pero que poco a poco se va “independizando”. Y por el otro, tenemos una madre perdida a pesar de haber sido por fin rescatada 7 años después y que vuelve a la realidad, una realidad que pega con su pasado y su familia. La historia de la película es bastante dolorosa, pero su encanto, por decirlo de alguna manera, está justamente en la relación que vemos entre la madre y el hijo. Un Jack que poco a poco se va abriendo a ese nuevo espacio que tan solo había visto en la televisión y creía ser ficción. Un Jack que nos narra su historia, su vida sin realmente comprender qué ha ocurrido. Una película tan íntima en la que el espectador es arrastrado y que vive y siente lo mismo que ese niño de 5 años que acaba siendo el que más fuerza tiene de todos los miembros de la familia.

Room - Brie Larson, Jacob Tremblay

Conclusión

Conmovedora es incluso demasiado poco para describir La habitación, ya que la historia que nos muestre Abrahamson a través de un niño de 5 años nos llevará a un viaje en el que nosotros ya conocemos todo del destino, pero que para el pequeño Jack es todo un descubrimiento e inocencia. Puede que la película no haya ganado el Oscar a película del año, pero lo que sí está seguro, es que el que vea La habitación le costará olvidarse lo que ha visto, no solo por la historia que nos cuenta, sino también por las increíbles actuaciones de los actores (tanto Larson como Tremblay) y la relación entre una madre y su hijo a pesar de las circunstancias. Una película que parece esconder dos, por lo diferente que son cada hora y aún así no se podría entender una parte sin la otra.