[Series] Mi Top 10 de estrenos en 2019

Comparte este artículo en...

Vaya año más cargado hemos tenido en la pequeña pantalla. Entre el final de varias series queridas como Silicon Valley, The Big Bang Theory, The Man in the High Castle o la tan criticada última temporada de Game of Thrones.

O el aluvión de novedades por parte de Netflix como han sido Russian Dolls, The Umbrella Academy, The Dark Crystals: Age or Resistance y muchas más. Sin contar con la entrada en juego de dos competidores para Netflix, HBO y Amazon Prime.

Me refiero a Disney+ (que se estrena en España en marzo) y Apple TV+ por supuesto. Sin hablar de los que tienen previsto lanzarse en 2020 como es el caso de HBO Max – aunque ya existe HBO, en ese caso habrá aún más contenido, en teoría – o Peacock de la cadena NBC (aunque queda por ver si sale de Estados Unidos). A estas alturas, ya no sé si me olvido de alguien. Más horas de contenidos, y menos tiempo para verlo todo. Y por supuesto más abonos para poder tener acceso a todo el contenido. O eso, o habrá que elegir entre tanta selección o compartir las cuentas.

También ha sido un año de celebraciones, con el cuarto de siglo del estreno de una de las series más famosas de la historia: Friends. Como pasa el tiempo. Aprovechando que aún iba a estar en Netflix, aproveché para volver a verla y me di cuenta de dos cosas.

La primera es que habrá como mucho unos 20 capítulos de los que no tengo ningún recuerdo (o que no habré visto). La segunda, es que cuando ya estaba por la temporada 6, me acordé que en realidad tenía los blu-ray de todas las temporadas. Aunque claro, no es tan sencillo como verlo por Netflix y en cualquier aparato.

Según me dice IMDb, he anotado 32 series vistas este año (aunque no todas del 2019). Para los interesados en ver las que no están en mi top 10 de este año, se puede ver por aquí. Y sin más dilación, empecemos con el número 10:

10. Catch-22

Varias series se jugaban el último puesto, Doom Patrol y Deadly Class entre otros, pero decidí escoger una que probablemente nadie ha oído hablar. Catch-22 es una miniserie (6 episodios) de Hulu que sigue un aviador americano durante la Segunda Guerra Mundial.

Yossarian (interpretado por Christopher Abbott) lleva demasiado tiempo en Italia, y quiere volver a casa a toda costa. La serie está basada en una novela de Joseph Heller del mismo nombre en el que la premisa es que el protagonista está encerrado en una especie de paradoja que le impide volver a casa.

Es decir, habría que estar loco para querer seguir surcando por los aires y bombardear ciudades italianas, pero se le juzgaría como sano si quisiera, por voluntad propia, dejar de hacer más misiones. Haga lo que haga, está condicionado a lo que le mandan sus superiores – uno de ellos interpretado por un tal George Clooney – que no paran de subir las cuotas a cumplir para volver a Estados Unidos.

Catch-22 es una serie satírica, en el que abundan situaciones de humor negro y es por esa razón que entra en mi top 10 del año. La de veces que me habré reído con la situación del personaje que se llama Major Major o los negocios turbios de Milo.

9. Good Omens

Este año ha sido sin duda el mejor, en cuanto a contenido de series, para Amazon Prime. Una de las series de calidad que han estrenado es Good Omens.

Dos son las razones para verla. La primera es que es una serie adaptada de un libro escrito por nada más y nada menos que Terry Pratchett (el universo de Mundodisco) y Neil Gaiman (American Gods y The Sandman entre otros). Dándole a la obra un toque muy británico, sobre todo en cuanto al humor.

La otra es el dúo David Tennant (el demonio Crowley) y Martin Sheen (el ángel Aziraphale) que es de lo mejor que he visto este año. Y eso es sin contar con el resto del elenco de la serie.

8. The Dark Crystal: Age of Resistance

Puede que no sea de las mejores series del año, pero la verdad es que quedé maravillado ante la proeza de esta serie. En una época en el que los fondos verdes son legión, y el uso y abuso de VFX son norma, surge The Dark Crystal: Age of Resistance. Como homenaje a la película en la que se inspira, sigue fiel a sus raíces.

Y no es que no se haya hecho uso de efectos digitales en la serie, si no que fue más bien para justamente borrar el rastro de los titiriteros y las cuerdas. Y poco más. Un trabajo impresionante, que nos devuelve casi cuatro décadas después en el fantasioso mundo de Thra, aunque varios siglos antes de lo ocurrido en la película.

A todo eso cabe añadirle el pedazo de actores que prestan su voz para dar vida a esas marionetas en su versión original: Mark Hamill, Lena Headey, Nathalie Emmanuel, Awkwafina, Simon Pegg y muchos más.

Una apuesta exitosa por parte de Netflix, y que me deja deseoso de ver más historias sobre los Gelfling y los Skeksis.

7. Years and Years

Creo que la mejor manera de explicar qué es Years and Years sería decir que es un cruce entre Black Mirror y la política. Si has estado algo al tanto de lo que ha ocurrido a lo largo del año, y el anterior, te quedarás bastante atónito cuando veas esa serie británica.

Y es que hay momentos en el que tienes la impresión de que la ficción y la realidad se cruzan y te dejan atontado. Resulta imposible no hacer paralelismos entre el personaje de Emma Thompson y Boris Johnson o ciertas menciones políticas a nivel global (sobre todo Trump) y pensar que la probabilidad de que aquello ocurra, es tan alta.

También tiene un toque tecnológico, a lo Black Mirror, centrado en el personaje de la hija mayor que quiere ser «digitalizada» (por así decirlo).

6. The Umbrella Academy

Este ha sido sin dudas el año de las personas encapuchadas, ya que tres series con la temática de los héroes ocupan mi top 10. E incluso Doom Patrol y Deadly Class se quedaron a las puertas.

Este año Netflix ha subido aún más el listón y soltó series para todos los gustos, aunque probablemente la que más entusiasmo levantó fue The Umbrella Academy. Una familia de «hermanos» todos más diferentes los unos de los otros y cada uno con poderes distintos. Aunque nadie discutirá que el mejor de todos ha sido Klaus.

La serie ha tenido muy buenos momentos, y algún que otro bajón, pero en general ha sido una buena temporada en el que los hermanos Hargreeves han tenido que dejar sus diferencias de un lado e unirse para evitar un apocalipsis.

5. Russian Doll

Este 2019 fue tan cargado en series, que pensé que Russian Doll se había estrenado en 2018, y no. Natasha Lyonne lo petó en esa serie de Netflix en el que no para de revivir su cumpleaños y muriendo siempre de una manera distinta.

Si te ha gustado el personaje que interpreta (Nicky Nichols) en Orange is the New Black, no estarás muy perdido ya que se parecen mucho. Tanto el guion como la interpretación de Lyonne es de lo mejor que hubo este año.

Tengo bastante curiosidad por saber qué van a hacer para la segunda temporada, ya que personalmente me parecía que esta se valía por si sola.

4. The Boys

Una serie de superhéroes un tanto diferente. Porqué aquí, no todo el mundo los adora, y no son nada perfectos. Aunque la verdad, la serie no gira realmente alrededor de ellos. Si no de un grupo de humanos, sin poderes, que los odia tanto que hace todo lo posible para matarlos y vengarse de lo que les han hecho.

La serie es bastante brutal, y muy graciosa, y cambia mucho de las típicas series sobre héroes. Lo mejor es que no habrá que esperar demasiado para ver la segunda temporada en Amazon Prime, previsto para mediados de 2020.

Medalla de bronce para una serie de YouTube, que por desgracia fue cancelada. Wayne es una de las primeras series que vi al comienzo del año y me encantó desde el primer minuto.

Me dejó impresionado esa autenticidad y realismo de la serie, y la brutalidad del personaje principal que no tiene ningún conocimiento cultural, salvo Conan, y un código de la ética muy estricto.

Si te apetece leer más en profundidad mis impresiones sobre la serie, siempre puedes leer la crítica que publiqué en el blog hace unos meses. Además, se puede ver el piloto de manera gratuita en YouTube.

2. Chernobyl

Con el final de Juego de Tronos este año, se podía pensar que HBO estaba abocado al caos. Pero era sin contar que el canal de pago lleva décadas produciendo series de calidad y siempre fue capaz de seguir adelante después del final de una grande serie (como Sopranos por ejemplo). Y la respuesta no tardó mucho en notarse. Chernobyl se estrenó al mismo tiempo que los últimos capítulos de GoT y ha sido capaz de robarle el protagonismo. Aunque tampoco era muy difícil debido a la pobre calidad de la octava temporada.

Es cierto que Chernobyl tan solo se trata de una serie limitada (de 5 capítulos), pero su realización, las actuaciones y el guion son de lo mejor que se ha hecho este año. Esa tensión y terror reinante que hubo en los instantes después al desastre ocurrido hace más de treinta años en Ucrania, están maravillosamente transcritos.

Chernobyl es una serie indispensable a ver, y su corta duración (unas 5 horas) no es ningún impedimento grave.

1. Watchmen

Y sin sorpresa en el primer puesto, está LA serie del año y de HBO. Por supuesto hablo de la secuela, basada en el cómic del mismo nombre: Watchmen.

La verdad es que había empezado a ver la serie sin leerme la obra de Alan Moore y preferí dejar de verla unas semanas, el tiempo para devorar el cómic y tener una mejor comprensión de la serie.

No es que sea imperativo leer el cómic para entender mejor lo que sucede en la secuela. Incluso viendo la película es un resumen decente. Pero debo reconocer que se pueden perder ciertos detalles, y unos cuantos easter eggs (la bandera pirata o la cadena de hamburguesas).

Detrás de esta joya, está un tal Damon Lindelof. Si ese nombre os suena, es porqué es el señor detrás de series como Lost (Perdidos en español) o la más reciente The Leftovers. Y el guionista supo adaptar el tema central de la serie a la preocupación actual de nuestros tiempos.

Si en la novela gráfica todo giraba alrededor de la Guerra Fría, en la serie de HBO se aborda el tema racial. No hay que olvidar que la publicación de la obra original fue entre los años 86 y 87.

Si algunos de los protagonistas del cómic vuelven a aparecer en la secuela, la serie gira sobre todo en un personaje nuevo: Angela Abar (interpretada por Regina King).

Y como decía anteriormente, la temática principal de la serie es el tema racial, en el que un grupo, que adula a la figura de Rorschach, se enfrenta a la policía y sobre todo quiere volver a la supremacía de la raza blanca. También hay otro tema central a la historia y sobre todo en torno a la protagonista, del que no hablaré para evitar cualquier spoiler grande.

Para terminar, Lindelof ha sido capaz de crear una secuela fiel a la obra original, pero con una interpretación propia de la historia y cómo sería ese mundo en nuestra época. Y quizás lo mejor es que la temporada se vale por si misma, sin necesidad de que haya una segunda temporada. De hecho, el propio guionista reconoció que no tiene nada planeado más allá de esos 9 episodios.


Mención especial a la serie (o ¿series?) Criminal de Netflix. Debo reconocer que me ha gustado mucho esa fórmula policial en el que tenemos cuatro países diferentes (España, Reino Unido, Francia y Alemania) con sus propias investigaciones policiales pero todos grabados en el mismo lugar. Que por cierto, ha sido en los estudios de Netflix en Madrid.

A nivel general, la calidad es bastante igual, aunque personalmente destacaría la versión alemana sobre las otras. Mientras que la francesa es la que menos me gustó. Espero que tengamos una segunda temporada, sea con los mismos países o explorando otras fronteras (Italia, Dinamarca, …).

No han entrado en el top ninguna de las series de Apple, no por no gustarme, si no más bien por falta de tiempo para ver The Morning Show y For All Mankind. Mientras que la única serie interesante de Disney+, The Mandalorian, aún me queda por ver el último capítulo aunqe no sé si habría logrado colarse en el top 10.

Y eso que la serie me está gustando bastante. La que sí pude ver por fin, ha sido la gallega de Fariña (en Netflix en España y Amazon fuera si no me equivoco) y que me ha gustado mucho. Otras menciones honorables irían por la coreana de Kingdom (en Netflix), con el género de los zombies y el anime Cannon Busters (Netflix) con tintes de Cowboy Bebop, por momentos.

Hasta aquí para este 2019 y el último artículo del año. Os deseo un Feliz fin de año y un buen inicio para el 2020.

Comparte este artículo en...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.