5 cosas que retener de las conferencias del E3 2018

Super Smash Bros Ultimate para Switch
Comparte este artículo en...

Después de haber visto las conferencias de los tres constructores (Microsoft, Sony, Nintendo) además de Electronic Arts, Square Enix y Ubisoft, este es el resumen que hago de este E3 2018 en cinco puntos. Para no inundar el artículo con vídeos de YouTube, he intentado meter lo más mínimo posible, y he puesto como enlace buena parte (sobre todo en el caso de los cuatro juegos de Sony).

1) Se acerca la next-gen sin estar presente

Salvo una pequeña mención por parte de Phil Spencer en la conferencia de Microsoft, las futuras Xbox y PS5 no se han presentado este año. Algo previsto normalmente para el año que viene. Lo que sí se ha notado son los juegos que se han presentado en todas las conferencias. Salvo sorpresa (Death Stranding viene en mente, y The Elder’s Scrolls VI de Bethesda) todos saldrán para el año que viene, cuando en general el E3 es el mejor escaparate para mostrar juegos que saldrán no solo el mismo año, sino también para los años venideros. Se podría argüir que de los cuatro juegos que hizo enfoque Sony, tan solo uno tiene fecha exacta (Marvel’s Spider-Man que saldrá el 07 de septiembre 2018) y los otros tres podrían ir a caballo entre esta generación y la siguiente. Pero es demasiado temprano para decirlo con certeza, y si hacemos caso a las especulaciones de que las nuevas máquinas no saldrán antes de 2020 – o como muy temprano finales de 2019 – deja suficiente tiempo para acabar en apoteosis la carrera de la PlayStation 4. En cambio, si podría imaginarse que Halo Infinite sea el primer juego de la futura consola de Microsoft, y lo que se mostró era tan solo una demostración de la capacidad del motor (llamado Slipspace) de 343 Industries para la futura generación. Lo cierto es que se ve espectacular.

Además se perfila un cambio que muy probablemente será norma en la siguiente generación, algo que los seriéfilos ya estarán acostumbrados con la aparición de Netflix o HBO en el que mediante un pago mensual tienes acceso a todo el catálogo disponible. Pues bien, Electronic Arts anunció el Origin Acces Premier (ver vídeo adjunto debajo) para PC y a través de su aplicación propia. A cambio de casi 10 €/$ por mes o casi 100€/$ al año, los jugadores tendrán acceso a un gran catálogo de juegos ya disponibles y que se ampliará con juegos por estrenarse como Anthem o Battlefield V. Algo similar anunció Microsoft con su Xbox Game Pass, en el que estarán Crackdown 3, Gears 5 o Forza Horizon 4 el mismo día de su estreno.

 

2) La mejor conferencia de Microsoft en años

Esta generación ha sido dominada por la PlayStation 4, a pesar de que la Xbox One estaba al mismo nivel pero la presentación de la consola fue un caos, con anuncios que irritó, y mucho, a la comunidad de jugadores que perjudicó gravemente a Microsoft. Todo esto a pesar de dar marcha atrás a muchas de las polémicas (conexión obligatoria, región zonada, …). Mientras tanto Sony se paseaba sin grandes problemas, y con una fuerza mayor representada por sus juegos First Party y sus exclusivos Third Party. Ya el año pasado se vislumbraba por fin una mejora por parte de Microsoft, que se pudo ver en esta conferencia del E3 con una de sus mejores en años.

Se han mostrado un total de 50 juegos, 18 de ellos exclusivos y 15 estrenos mundiales. Los mal pensados dirán que al final están los juegos de siempre de Microsoft (Halo, Gears, Forza, …) y la mayoría de juegos mostrados eran multiplataforma – aunque después de la conferencia de Sony muy pobre en Third Party esta crítica no vale -, aún así da gusto ver que la empresa americana parece haber hecho las paces con el mercado japonés ya que fue en su conferencia que se anunció Devil May Cry 5, Sekio: Shadows Dice Twice (de From Software en colaboración con Activision) o Jump Force (un juego de pelea en el que aparecen personajes de la editorial Jump como Naruto, One Piece o Dragon Ball entre otros). Incluso se mostró un nuevo universo de Kingdom Hearts 3, y así recordar que el juego saldrá también para Xbox One. O el anuncio de que Nier Automata saldrá para Xbox One el 26 de junio de este año. Con todo eso y mucho más (un nuevo Battletoads, Dying Light 2, The Division 2, …), Microsoft acabó su evento con las primeras imágenes del deseado y muy esperado Cyberpunk 2077 de CD Projekt Red (la serie The Witcher). Mejor final imposible.

La conferencia en sí estuvo perfecta, con el único matiz de que deberían tomar un par de lecciones de Ubisoft en cuánto al público que lo ve por Internet. No puedes empezar un vídeo en el que aparece texto estando enfocando en la sala, ya que es imposible leer el texto. Pequeños detalles que me chirrían a mi y no cambia nada la calidad de lo presentado.

De todos los anuncios, la mayor sorpresa (a nivel personal) fue el anuncio de la adquisición de cuatro desarrolladores y la creación de una nueva división bautizada The Initiative. Una parte en la que Microsoft era bastante débil frente a Sony ha sido subsanada con la adición de Undead Labs (State of Decay), Playground Games (Forza Horizon) que está trabajando en un proyecto nuevo ajeno a los coches, Compulsion Games (We Happy Few) y el bombo de la noche: Ninja Theory. Los creadores del excelente Hellblade: Senua’s Sacrifice. Es cierto que fastidia un poco pensar que a partir de ahora los próximos juegos de esta empresa serán solo para  plataformas de Microsoft, pero si con tan solo 10 millones de $ y un equipo de 20 personas pudieron hacer Hellblade, no me quiero imaginar lo que pueden hacer con recursos “ilimitados”. Además aseguraron en un vídeo publicado en YouTube que seguirán teniendo la misma independencia de la que gozaban antes.

Una conferencia que gusta, tengas o no una Xbox One, y aunque no hubo ningún juego que me diera ganas de comprarme la consola – la mayoría de sus licencias no me atraen, y los exclusivos de Microsoft que sí me han gustado, los compraré para mi ordenador, como sería el caso del nuevo Ori-, he disfrutado ante la avalancha de buenos juegos propios y ajenos presentados. Estoy deseoso de ver el próximo juego de Ninja Theory bajo la tutela de Microsoft, y esperemos que se presente en el E3 2019.

3) Sony y sus juegos First Party

Semanas antes del E3, la empresa nipona avisó que su conferencia se iba a centrar en cuatro juegos: Spider-Man, Ghost of Tsushima, The Last of Us Part II y Death Stranding, aquello se cumplió casi al pie de la letra. Poniendo aparte una conferencia extraña y sin sentido – se hizo en dos salas diferentes, una primera con un ambiente similar a lo mostrado en The Last of Us Part II, y otra más habitual – con una pausa de unos cuantos minutos para mover a los asistentes, poco nuevo hubo este año en Sony. Y las novedades vinieron de la mano de otras desarrolladoras con un anuncio de Nioh 2 exclusivo para PS4 o del tan esperado Remake de Resident Evil 2 que luce de maravilla o un muy enigmático pero interesante Control de Remedy (los creadores del recién Quantum Break o Alan Wake) que puedes ver en el tráiler más abajo.

Pero aquí reside la gran diferencia entre Microsoft y Sony, mientras el primero no para de sacar Halo, Gears o Forza, el segundo ha sacado exclusivos impresionantes en esta generación y también ha tenido exclusividades de terceros interesantes. Por lo cual, no era de extrañar ver a Sony centrado en lo maravilloso que lucen sus cuatro juegos que van a salir entre este año y el siguiente. Empezaron con el plato fuerte de Naughty Dog: The Last of Us Part II, con Ellie de protagonista en esta segunda parte mucho más oscura y violenta (si es posible). Si lo que hemos visto es lo que tendremos como resultado final, Naughty Dog habrá hecho lo mismo que con la PlayStation 3, tener el videojuego más impresionante.

El siguiente ha sido Ghost of Tsushima de Sucker Punch, un juego ambientado en un Japón feodal con samuráis del que tengo unas ganas increíbles desde su anuncio el año pasado. Por fin hemos tenido un primer gameplay y la verdad es que me dejó impresionado y es sin duda el juego al que más ganas tengo de probar. La pelea del final debajo del árbol con las hojas cayendo fue una demostración increíble de lo que pueden hacer y será sin duda un juego a tener en cuenta como GOTY (juego del año en inglés) para el 2019. Será importante ver cómo será la mecánica de juego con la katana del protagonista y si cada botón será una zona diferente – por ejemplo X para ataque superior vertical y O para ataque inferior horizontal – o se hará con uno de los joysticks.

Ghost of Tsushima para PlayStation 4

El tercero era el juego de Kojima del que se sigue sin saber nada, Death Stranding. Ya llevamos tres años con tráilers del juego y seguimos sin saber absolutamente nada de la historia o de las mecánicas de juego. Cosa que personalmente me tiene algo cansado. ¿Que el juego se ve bien? Sí, pero creo que ya está bien de soltar vídeos mostrando nuevos actores presentes en el juego. Será que nunca he sido fan de la serie Metal Gear Solid o del señor Kojima, y lo más probable es que el juego sea una pasada. De momento, con todo lo visto, el efecto hype se me ha ido por completo.

El último exclusivo de algún estudio de Sony fue para Spider-Man del que ya sabemos bastante, aún así el juego promete mucho y estar a la altura de lo que hizo Rocksteady con los Batman Arkham. Dato importante, es el único juego que tiene una fecha de salida, y para el 2018, ya que estará disponible en breve. El 07 de septiembre.

En línea general, no se le puede reprochar a Sony de haber hecho una mala conferencia, salvo en el aspecto organizativo que ha sido un caos hacer una pausa después de The Last of Us: Part II para mover los asistentes a otra sala, rompiendo el ritmo. O anunciar un juego para la PlayStation VR minutos después de acabar la conferencia. Sobre todo si ese juego, Déraciné, es de From Software (Dark Souls) y es totalmente opuesto a lo que nos tenían acostumbrado Este E3 2018 ha sido para mostrar que Sony aún tiene unos cuantos cartuchos buenos para dar el pistoletazo de fin a la PlayStation 4, pero como explicado en el punto 1, se nota que se están reservando ya para la siguiente consola o quizás para la PlayStation Experience. Con una notable ausencia en la conferencia por cierto, el de Days Gone. Juego que sale el 22 de febrero de 2019, el mismo día que Anthem, Metro Exodus y Crackdown 3. Vaya manera de darle publicidad a su juego.

 

4) Sin avalancha de Battle Royale y una mayor presencia de protagonistas femeninas

Las bromas previas al E3 se centraban sobre un “género” de juego popularizado por PUBG y Fortnite, el battle royale. La verdad ha sido otra, y es que no hubo tantos anuncios de modos en el que 100 jugadores lucharían contra todos. Si obviamos el port de Fortnite para Nintendo Switch, tan solo recuerdo a Battlefield V con algo parecido y quizás haya un par más en otras conferencias (Bethesda y PC Gaming Show).

Assassin's Creed Odyssey de Ubisoft
La nueva entrega de Assassin’s Creed permite escoger el protagonista entre Alexios y Kassandra.

La tendencia que si se ha podido ver es la presencia de más mujeres como protagonistas de los AAA (el equivalente a los blockbusters en el cine). Battlefield V, Shadow of the Tomb Raider, Gears 5, The Last of Us Part II, Control o incluso Assassin’s Creed Odyssey que permite seleccionar entre un héroe (Alexios) o una héroina (Kassandra). Puede que me haya dejado algún juego atrás, y aún tengo la duda con Beyond Good & Evil 2 ya que no sé si todos los personajes del equipo presentados serán jugables o si es solo uno/a de ellos. Algunos de los mejores juegos del año pasado estaban protagonizados por mujeres, como fue el caso de Horizon: Zero Dawn, Hellblade: Senua’s Sacrifice, Uncharted: The Lost Legacy o Metroid: Samus Returns. Una buena noticia que permite demostrar una mayor variedad en una industria que no ha estado libre de polémicas sobre este tema.

En los casos de Lara Croft y Ellie, se demuestra además que se puede tener a una mujer como protagonista principal y aún así tener una historia con un tono oscuro y con presencia de violencia (ya que en los tráilers se veía a las dos matar a varios enemigos). Está claro que Tomb Raider es una serie de largo recorrido y no es nada sorprendente, algo similar se podría decir de Ellie, visto el mundo en el que se encuentra en The Last of Us.

5) Decepcionante conferencia de Nintendo

Es muy complicado pasar de robar el protagonismo del E3 a defraudar en tan solo un año, y Nintendo lo acaba de hacer. El año pasado, la empresa de Mario logró llevarse el trofeo de mejor conferencia con tan solo un logo, el de Metroid Prime 4 y un anuncio de Junichi Masuda que anunciaba que estaban trabajando en un Pokémon para la Nintendo Switch.

Si hace escasas semanas hubo un Nintendo Direct dedicado a Pokémon, en el que se anunciaba varios juegos, uno confirmando los rumores de que iba a estar inspirado en Pokémon Go y con Pikachu y Eevee de protagonistas, también se anuncio un Pokémon más tradicional para 2019. Por lo que era normal que Pokémon Let’s Go Pikachu/Eevee tuviera un tiempo muy corto en el Direct del E3 para dar más tiempo a otros juegos, como por ejemplo Metroid Prime 4 o incluso Bayonetta 3. Además de anunciar nuevos juegos como un Animal Crossing para Switch, o un F-Zero que lleva sin aparecer desde la GameCube. Nada de eso, tan solo un enésimo Mario Party y Fire Emblem Three Houses.

La mitad (o más) del tiempo ha ido para Super Smash Bros. Ultimate en el que se detalla, demasiado, todo lo que hay en esa versión para Switch. No es que no me guste la serie, Super Smash Bros. Melee es quizás uno de los videojuegos con el que he pasado más tiempo jugando en toda mi vida, pero aquello no explica que pierdas todo el tiempo en decir uno a uno todos los personajes que estarán presentes, cuando al final resulta que estarán todos los que han aparecido en cualquier consola (incluyendo Snake de Metal Gear Solid, Ryu de Street Fighter o Cloud de Final Fantasy VII) – haciéndole un feo al pobre Waluigi – y con dos nuevos personajes: Inkling de la serie Splatoon y Ridley de la serie Metroid. Para luego mostrar los cambios de ataques de cada uno de los 70 personajes, incluido el WiiFit Trainer.

La presentación del juego con las novedades podrían haberse fácilmente reducido a cuatro o cinco minutos que nadie se habría quejado, pero la falta de juegos nuevos por mostrar les obligó a alargar la cosa de manera desastrosa. Ni la fecha de lanzamiento, prevista para el 07 de diciembre de este año, ni los anuncios de Dragon Ball FighterZ o Fortnite (disponible el mismo día de la conferencia) para la Switch salvan la presentación. Es increíble pensar que Ubisoft presentó casi más novedades para la consola de Nintendo que la propia Nintendo. La empresa del fontanero rojo ha ido demasiado sobrada al E3, pensando que con el éxito de la Switch ya no hacía falta mostrar muchas novedades.

Aquello no quiere decir que el futuro de la Switch no está asegurado, todo lo contrario, pero se viene al E3 para mostrar lo que está por venir en un futuro próximo o algo más lejano. Sobre todo teniendo en cuenta que Nintendo es la única empresa que no tiene nada que temer a la apisonadora de Rockstar con Red Dead Redemption 2, al estar en otra liga diferente. Lo mejor de la conferencia ha sido el artwork que he puesto debajo y que sirve como imagen del artículo. Porque una cosa no quita la otra, Super Smash Bros. Ultimate tiene una pinta impresionante.

Super Smash Bros Ultimate para Switch

 

Comparte este artículo en...

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.