Madrid Games Week – PlayStation

PlayStation 4 PS4 LogoSegundo constructor y esta vez le toca a Sony con su PlayStation 4, pero también la PlayStation 3 y la PlayStation Vita. Debido a la mala gestión por parte de Sony solo pude probar dos juegos sobre la PlayStation 4: DriveClub y Knack. Sabiendo que el primero vio su fecha de salida aplazada para 2014, al final la PlayStation 4 se queda con 2 exclusividades para el 29 de noviembre, ya que Contrast es únicamente una exclusividad para la nueva generación. Porque a pesar de que NBA 2k14, Battlefield 14, Assassin’s Creed 4 podían probarse en el stand de Sony, también estarán disponibles para Xbox One el día de su estreno. A pesar de tener pocos juegos disponibles con acceso fácil, pude por lo menos hacerme una idea de la consola y de su nuevo mando que pasó por un lifting aunque la forma sigue más o menos igual que su predecesor. Sony hizo bastantes cambios para su nuevo mando añadiendo una pequeña pantalla táctil en el medio, cambiando los botones Start y Select por Share y Options o unos LED’s al frente del mando que puede cambiar de color y que al parecer será compatible con la PlayStation Camera (versión 3.0 del EyeToy) y algún que otro cambio interesante. Los botones L2 y R2 han sido modificados para ser más sencillos de pulsar y más precisos, el mando está “separado” en dos partes, con la parte trasera más rugosa, permitiendo así un mejor agarre.

PlayStation 4 aparte, también pude probar juegos para la PlayStation Vita (Tearaway), y de la PlayStation 3 (Rain y Pupeteer). Tres juegos interesantes y que quizás pasen desapercibidos por no tener tanto tirón mediático pero que merecen la pena jugarlos.

DriveClub Logo

DriveClub es un juego de coches desarrollado por Evolution Studios (MotorStorm, WRC) que es más similar a un Burnout o un MotorStorm que un Forza Motorsport o un Gran Turismo. El videojuego estará disponible de manera gratuita para los suscriptores al PlayStation Plus, cuando sale en 2014. La baza principal del juego es los desafíos entre los jugadores dónde unos amigos podrán formar un equipo para retar a otras personas. La demo presente en el Madrid Games Week consistía en varios objetivos que había que alcanzar y sacar una mejor puntuación que un rival. La primera pedía sacar la mejor velocidad media durante un tramo limitado lleno de objetivos. En otra, había que sacar más puntos de draft (derrapar sin bajar la velocidad del coche) que el rival.

DriveClub

Para ello, antes de empezar la carrera la PlayStation Camera me sacó una foto para que mi rival supiera con quien competía y yo también. La carrera estaba por lo tanto dividida en tres partes con objetivos a cumplir para sumar puntos a mi equipo constituido de 2 otros jugadores y yo. Aunque sólo era posible jugar en un solo trazado con los mismos objetivos, la idea de Evolutions Studios de hacer un juego de coches basado en el multijugador es bastante interesante ya que permite a tres amigos competir con el resto de jugadores y intercambiar sus proezas e intentar mejorar el resultado del rival o de sus amigos. Es una lástima que el juego no salga el 29 de noviembre porque me parece que era la exclusividad más importante que tenía Sony con Killzone. Sobre todo que no es necesario ser un buen jugador de coches de carrera para poder disfrutar de un juego como este ya que la idea principal del juego no es la simulación real (al estilo Forza o Gran Turismo) pero la diversión.

Knack Logo

El otro juego que probé en la PlayStation 4 se llama Knack, un juego de plataformas hecho por SCE Japan Studio. La demo consistía de sectores de varios niveles dónde se podía probar las diferentes transformaciones de Knack. Si la idea de tener diferentes poderes y tener que usarlos para poder avanzar en los niveles (como un mini-Knack invisible para no hacer saltar las alarmas con los rayos) es interesante en papel, pero en la demo no se notó tanto su importancia ya que no era posible cambiar entre varios poderes. La sensación que tuve durante la demo era de aburrimiento total porque por una parte parecía que no había casi ningún enemigo, tres como mucho, y se morían después de dos golpes.

Knack Winter

Por otra parte, esa sensación de juego pasillo estaba omnipresente y aunque había lugares escondidos era tan sólo para encontrar un objeto secreto al estilo de God of War. Pero no todo el mundo puede hacer un juego entretenido como el de Kratos dónde uno no ve pasar el tiempo y no se aburre a pesar de no tener tanta libertad de movimiento. Knack parece ser de esos juegos “vitrinas”, hechos deprisa, que sólo están ahí para acompañar la salida de un nuevo hardware. Puede resultar un buen juego para los niños pero el interés es casi nulo para los más grandes y/o los gamers.

Rain

El primer juego que pude probar unos minutos nada más llegar al Madrid Games Week, ha sido Rain. El juego, desarrollado por SCE Japan Studio y que está únicamente disponible a través del PlayStation Network, sigue a un joven niño invisible que está en busca de una niña también invisible en una ciudad con lluvia y dónde están también presentes criaturas invisibles. La única manera de poder ver al chico y a los monstruos es cuando estos están expuestos a la lluvia, o al caminar sobre un charco de agua. Por lo tanto, el juego está basado en el ambiente de lluvia y en el hecho de alcanzar a la joven niña sin ser visto por las extrañas criaturas que nos atacan. Por lo tanto, el juego pondrá a prueba nuestras neuronas para avanzar pantalla tras pantalla.

Rain 01

Dicho así el juego no parece bastante interesante, pero una vez con el mando en la mano y intentando buscar un método para pasar a la siguiente pantalla uno es directamente atrapado en el juego y su música y su ambiente nos tienen cautivados. Rain es de esos pequeños juegos que no tienen el mismo tirón que los grandes blockbusters pero resultan igual (o más) de interesantes como lo fueron Limbo, Bastion o Brain. Rain es un buen ejemplo de que Sony aún sigue pensando en sacar buenos juegos para la PlayStation 3. Si no sabéis a que jugar mientras salen las nuevas consolas, aquí tenéis un juego que os ocupará el tiempo suficiente, ya que está disponible desde octubre en el PlayStation Network.

Puppeteer Logo

El otro juego exclusivo a la PlayStation 3, y que también está disponible desde hace unos meses, es Puppeteer (también por SCE Japan Studio). El juego sigue las aventuras de un niño llamado Kutaro que ha sido transformado en una marioneta (puppet en inglés, de ahí el nombre del juego) y al que se le separó la cabeza. A lo largo de su aventura, que tiene fondo de obra de teatro (que le da un plus añadido al juego), la marioneta se encontrará con diferentes cabezas (de araña, hamburguesa, león, …) con diferentes poderes.

Puppeteer in-game

Aparte de las diferentes cabezas, el niño también puede usar unas tijeras que le permiten avanzar en ese juego de plataformas y de un gato fantasma que puede descubrir objetos escondidos en la pantalla. Resulta interesante, aunque algo complicado de dominar al principio, que con uno de los controles analógicos se pueda controlar a la marioneta, mientras que con el otro controlamos al gato. El gran aliciente de este juego es la forma en que está presentado como si de una obra de teatro (o de calle) se tratase, al principio del acto vemos todas las pantallas que hay y al pasar una, ésta desaparece para dejar lugar a la que estaba detrás. El juego está disponible desde septiembre a un precio más que asequible de aproximadamente 30 € (la mitad del precio de un juego tradicional para la PS3).

Tearaway Logo

El único juego que probé para la PlayStation Vita, y también el único interesante que había disponible, es Tearaway (disponible el 22 de noviembre). Ese videojuego de Media Molecule, los creadores de LittleBigPlanet, sigue las aventuras de un mensajero que tiene que trasmitir un mensaje importante al jugador. La particularidad del juego es que hace uso de todas las capacidades de la consola, sea la parte trasera que es táctil, su pantalla delantera también táctil o su cámara, haciendo del jugador un protagonista en el videojuego. Como podéis ver en la imagen, los gráficos del juego están basando en el papercraft (modelo de papel) dándole cierta originalidad al juego y combinando así el uso de la consola, ya que con el dedo tendremos que desplegar un puente o tocar un tambor para que el mensajero pueda avanzar en su aventura. Otro aspecto interesante del juego es su precio de 23 € (10 € menos que el precio habitual de un juego PSVita) que lo hace asequible y permite a la PlayStation Vita evitar de coger el polvo por la falta de salidas interesantes en los meses que vienen.

Tearaway 02

En conclusión, a pesar de que Sony tenía muchos juegos presentes en el Madrid Games Week, la gran mayoría de ellos estaban ya disponibles a la venta (se podía incluso jugar a The Last of Us) y no parecía que la PlayStation 4 estaba a punto de salir, al tener pocas exclusividades presentes. Y a pesar de ello, se ve que la PlayStation 3 no está condenada a desaparecer, con la presencia de juegos como Gran Turismo 6 (para diciembre), Rain, Puppeteer o el recién Beyond: Two Souls. Pero resulta extraño que desde el E3, Sony no paró de burlarse y atacar las decisiones de Microsoft, pero al final resulta que son ellos que no tienen casi nada que ofrecer a los jugadores para el 29 de noviembre, a pesar de usar el hasthag #4ThePlayers. Algunos dirán que para el año tendremos el próximo inFamous, o el nuevo juego de Ready at Dawn (los God of War para PSP) o el recién anunciando Uncharted de Naughty Dog. Pero de aquí hasta marzo, cuando sale inFamous Second Son, los jugadores deberán ocuparse con juegos que ya salieron en la PS3 o la Xbox 360. Pocos alicientes para convencer a los jugadores comprarse la PlayStation 4 el primer día, aunque ésta, cueste 100 € menos que la de su rival.

Constato algo similar que se puede hacer para su consola portátil que sufre de una ausencia de grandes títulos que haría comprar la consola a uno como lo puede ser un Pokémon, un Zelda o un Mario para la Nintendo 3DS. Tearaway y Batman: Arkham Origins Blackgate son el buen camino, como lo es el cross-play entre la PSVita y la PS4, pero se necesitan más juegos exclusivos a la portátil para el año que viene si Sony quiere competir con Nintendo y los smartphones (Apple y Android).