[Series] Limitless 1×01 – Pilot

Reseña de la serie Limitless

Sinopsis

Siguiendo la trama de la película Sin Límites (Limitless en su versión original) pero con otro protagonista, seguimos a Brian Finch, y al igual que Eddie Morra, tiene una vida bastante triste y aburrida. Finch sigue sin saber qué hacer de su vida, creyendo que puede vivir de la música hasta el día que se encuentra con un antiguo compañero de su banda que trabaja para una grande empresa. Ese amigo le da una dosis de la famosa NZT y es cuándo descubre todo un nuevo mundo de posibilidades que se abre delante de él. Sin querer se encuentra involucrado en la muerte de su amigo y es perseguido por el FBI creyendo que Finch es el asesino.

Eddie se escribe B-R-I-A-N

Antes de ver el primer capítulo no había visto la película, tan solo la conocía por los trailers y nunca se me dio de verla en su momento. Aún así tenía ganas de ver que valdría Limitless como serie, sobre todo que este año teníamos dos experimentos que pasaron de la gran pantalla a la pequeña (el otro siendo Minority Report que ya hablé en el blog) y tenía curiosidad de ver si lograrían adaptar el formato. El año pasado Fargo logró recrear el ambiente de la película sin perder su esencia y con una historia propia, adaptada para un formato que es mucho más largo que dos horas.

La elección de Jake McDorman en el rol del protagonista y de sabelotodo me pareció muy buena, a pesar de que no sea tarea fácil de intentar hacer olvidar a Bradley Cooper. Pero lo bueno es que el personaje que interpreta Cooper en la película sí aparece en la serie, es más, tiene un rol crucial para el entendimiento de la trama. Lo vi más como una manera de pasar el relevo de un tío fracasado (que ahora es senador de Nueva York) a otro para que la audiencia tenga en mente a una persona similar. Porque ya desde el principio se nos hace comprender que Finch es un privilegiado (con mucha suerte) por encontrarse con la droga, porque sin ella es un don nadie, o casi. Hasta en esos pequeños detalles la trama es parecida a la película, aunque el que más me gustó es el tono amarillo de la imagen (no solo del protagonista) mientras Finch está bajo los efectos del NZT. Todo está hecho para que los que, como yo, no habían visto la película no se sientan perdidos. Además, el tono ya mencionado anteriormente, y la pata artística – por ejemplo el hecho de ver varios Finch que se hablan entre sí – también estuvieron presente en ese primer capítulo y demuestran que la esencia sigue presente y que si os gustó la película, es muy probable que os guste también la serie. Todo lo que funcionó en la película está presente en la serie, la gran diferencia es que se nos sirve en un formato policial sin que lo parezca demasiado.

Reseña de la serie Limitless

El encuentro entre Eddie y Brian es quizás el verdadero punto de partida de la serie, ya que lo anterior era una introducción para el espectador, viejo o nuevo, y que sepa de que va. Ese breve encuentro nos permite ver que volveremos a ver a Eddie y, que muy probablemente, esté usando a Brian como un peón en un juego mucho más grande. Pero también ver cómo Brian gestionará el hecho de tener que trabajar con el FBI sin poder decir nada de su cara a cara con el senador, o cómo de repente logra salvar a su padre de una muerte casi segura a recibir un trasplante en menos de un día. Sobre todo que no tiene la pinta de ser uno de esos personajes que siguen las órdenes que recibe por parte de una autoridad y es más de ir a su bola. Después de un primer capítulo interesante y con bastante acción, mucho más de lo esperado, la serie ha empezado su andadura de buena manera y puede resultar bastante prometedora. Sobre todo con un elenco de actores más o menos conocidos de la pequeña pantalla y capaces de hacer la serie más alentadora. McDorman no es Cooper, pero aún así se le ve capacitado para cautivar la audiencia a través de la mente brillante (cuando está bajo los efectos de la droga) del personaje que interpreta.

Veredicto

A pesar de no haber visto la película antes de ver la serie (cosa que hice después), no tuve problemas en comprender la trama ya que ese primer capítulo sirvió de introducción general. Sin andar con demasiados rodeos sobre la droga, el capítulo fue bastante interesante y entretenido sin parecerse demasiado a un procedural (nombre dado a las series policiales estilo CSI, NCIS y compañía). Tanto los protagonistas, con unos agentes del FBI bastante diferentes a lo que estamos acostumbrados en general, como la historia dan ganas de ver lo que va a pasar a continuación. No es siempre una tarea fácil adaptar una película en una serie (Minority Report es el claro ejemplo) pero en este caso la transición fue excelente, y la presencia de Bradley Cooper sirve como la guinda del pastel. Seguiré viendo el resto de la temporada sin ninguna duda.